martes, 17 de febrero de 2015

Otra tarde diferente a toda diferencia




 


De acero fue la morbidez
de la caricia,
de hielo el beso.
Oscura ambivalencia
de otorgar sin vuelto.

No quise escapar
y mi castigo
es  en la noria absurda
el querer
ser libre.